2 comentarios el “LA TASQUITA DE ENFRENTE enero 2017. (Madrid)

  1. Estimado Philippe, los menús largos se han convertido en un pecado capital del cual no solo he abjurado sino que procuro desaconsejarlos apasionadamente en la mayoría de los casos. Ya sé que existen excepciones en numerosos restaurantes que no hace falte mencionar pero creo, sinceramente, que deberíamos cuestionarnos si sigue siendo valido el formato para el comensal de hoy. Reivindiquemos un formato aunque sea intermedio, de medias raciones, que permita seguir un ritmo pausado de la comida, que genere disfrute al saborear con cierta continuidad las texturas, los sabores, los aromas y que no agote intelectualmente a quien solo aspira a gozar epicúreamente. No sacrifiquemos el hedonismo de la buena mesa por el conocimiento extenso de la carta del restaurante. Dejemos el deleite de esos platos que no hemos probado para próximas y ansiadas visitas. Por tanto le animo a que vuelva a La tasquita y, serenamente, se deleite con las raciones habituales para un comensal de la ensaladilla, los callos Gaona, el arroz con leche, las albóndigas…

    • Sabes lo que nos pasa, Enrique, es que a veces lo queremos todo. Lo reconozco. Hacía tiempo que no iba a la Tasquita y apetecía probar el menú. Si fuera otra vez mañana, disfrutaría con el nabo guisado en ración, por ejemplo. La ración de callo para terminar estuvo , eso sí, perfecta de cantidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s