2 comentarios el “MOTEL DEL EMPORDÀ. (Figueres)

  1. Estoy contigo, Philippe, en que se percibe esa presencia de los Pla, Dalí o Nestor Luján entre esas paredes. De hecho alguno de los camareros de la vieja guardia ( que no ví en mi última comida) nos contaba alguna anécdota sobre Josep Pla y su afición por la sopa de tomillo y el buen whisky escocés en sus charlas con Josep Mercader. Es parte de la visita a este maravilloso enclave, saber que disfrutas de un concepto gastronómico que Mercader hizo grande en aquellos años.
    Fíjate hasta qué punto lo siento así que acabé pasando una noche en el Motel con mi esposa en un viaje que hicimos a la Toscana en automóvil.

    Enrique Gallardo

    • He dormido algunas pocas veces. Es un lugar donde apetecería pasar unos días “en pensión completa”. Bajar por la mañana a desayunar, estar leyendo en la terraza, ir a dar una vuelta. Volver para la hora de la comida etc… Una mini “villeggiatura” …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s