20 comentarios el “CARTA ABIERTA DE STEFANO BONILLI.(Papero Giallo),

  1. Interesante lectura de esta carta escrita por Stefano Bonilli, hace tiempo que sigo la revista Gambero Rosso, cuando trabajé en Monaco la compraba siempre, un referente en Italia. Esta carta me recuerda un “deja vu” de la clásica, típica, tópica e icónica imagen del Tío Sam llamando al pueblo a alistarse en la armada de los USA en la Primera Guerra Mundial, en fin una verdad como una casa y una lastima que estemos siempre mirando fuera.
    Gracias Philippe.

      • Yo tambien hace tiempo que no la leo. Me acuerdo de esos reportajes impresionantes de una revista gastronomica que aqui no existe aun, tambien fue donde vi por primera vez articulos de Slow Food y descubri vinos y productos de Italia de alta calidad. Un gran pais gastronomicamente hablando.

        • Italia me fascina. Un gran país como dices, una gran gastronomía que no se puede limitar a un sólo estilo de cocina y a un sólo cocinero, por muy mediáitico que sea…

  2. Estoy de acuerdo! A veces pareces que solo se cocina para ver si se consigue entrar el circuito elitista y para el ego del propio cocinero en conseguir partecipar en todos los congreso
    posibles y obtener cuantos mas premios mejor . Me parece una gran reflexion en cuando dice: para ,piensa ,mira tu entorno y vuelve a la casilla de salida . A veces el volver a empezar es un sinonimo de exito . Sobretodo cuando ,por lo meno en mi caso ,el cliente esta mas valorando el producto y se desmarca un poco del simple virtuosismo del chef como si fuera una estrella
    de rock.

  3. Por cierto!Lo He leido en italiano .No vaya que
    la traducion me traicionase .Ja ja ja !!!! Es una broma. Saludos .

  4. Gracias por el post y la traducción Philippe, se agradecen estas reflexiones. Ya lo hemos comentado alguna vez en el blog y tu te has posicionado abiertamente. El noble arte de la cocina ha llegado a unos niveles que a veces parece la pasarela de Milán o París…Cocineros que pasan más tiempo en Congresos que en sus propias cocinas, platos y más platos que quieran epatar, todo muy “nuevo” pero no tanto a veces, saltos mortales a veces sin red…Hay una parte positiva en todo esto y es que entre tanta nueva técnica, innovación, etc, siempre salen cosas interesantes y aplicables al real avance de la Gastronomía. Pero al final, siempre nos quedará la tradición y el producto. El producto como base de todo.
    Un saludo

  5. Magnífica la carta de Bonilli y tus apostillas Philippe, pero se nos olvida que la cocina es -como todo- un fruto de su tiempo. Vivimos en la era de la banalidad, como dice Vargas LLosa en la “civilización del espectáculo”, atrapados por la frivolidad y el amarillismo y la cocina no es ajena.
    Siempre he creído en la introspección como fuente de conocimiento, hay que mirar hacia dentro y valorar lo que somos, para salir fortalecidos.
    Me preocupa el tema de la crítica anglosajona, porque es un rodillo que no podremos parar. El mundo habla un idioma que -por desgracia- no entiende de cocina, pero así es y no veo solución.
    Felicidades por el post, Philippe

    • Gracias por tu comentario, Julia. Un honor para mi. El post de Bonilli ha tenido un montón de comentarios en su blog Papero Giallo. Me da la impresión que por aquí no estamos tan sensibilizados con estos temas viendo los pocos comentarios dejados, mientras las visitas en el día de ayer fuero de casi 1800…

  6. Acertadas reflexiones… el último párrafo de tu introducción es una realidad en muchísimos casos. Creo, no obstante, que esta situación revertirá (cíclicamente).

    • “A Bonilli sólo le faltaría decir , pero tal vez no se atreve como muchos de sus colegas italianos, españoles o franceses, que a veces se come mucho mejor en un simple restaurante de un joven de apenas un estrella (o ni siquiera estrellado) que en esas grandes casas del olimpo internacional, indudablemente sobrevaloradas. Pero esto sería abrir la caja de los truenos…”.
      Esto se comenta en sobremesas privadas…

  7. Muy acertada la carta abierta y contemporáneamente aplicaba a muchas cocinas del mundo, lo bueno de Europa es que a nivel gastronómico han sabido ir y volver, es decir donde antes fue vanguardia hoy hay cocina de producto y sencillez, sabores de la memoria que se le suelen llamar vulgarmente. Nosotros todavía a mil años luz, abrazos desde el otro lado del charco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s