10 comentarios el “SAGÁS. mayo 2011. (Barcelona).

  1. Sí, los buns de David Chang en Momofuku son adictivos. Parece que aquí en lugar de panceta usan papada y en la foto no aprecio si llevan salsa hoisin.

  2. Estuve en Sagas atraído por el anterior comentario. Quería probar la tortilla de patatas. La que yo tomé, no tenía apenas la cebolla caramelizada que aparece en la fotografía que usted tomó. Una pregunta: si uno se identifica, habla con propietarios, cocineros, ¿es posible que le sirvan con una atención «especial? (quizá sería mejor escribir los posts tras una visita anónima). Gracias.

  3. Admirado Philippe,

    Aunque suelo compartir su criterio permítame discrepar sobre su apreciación de Sagás.

    Vivo al lado, fui ayer y, pese a secundar su comentario sobre los «bons de cerdo», el resto fue un despropósito:

    – vino «caliente»

    – servicio de «sala» impertinente, quitándonos los platos cuando aún había comida en ellos, interrumpiendo nuestra conversación minuto sí, minuto también, recomendándonos más vino cuando la copa aún contaba con gotas del anterior, poniéndonos prisa cuando el café aún estaba en garganta.

    – cocina sin ritmo: éramos tres y hubo un desfase en la llegada de dos de las tres hamburguesas de 11 minutos de reloj.

    – ah, y comparar estas hamburguesas (las que probé ayer) con las que se comen en la barra del Coure es poco menos que una obscenidad.

  4. No entiendo el motivo por el cual no le ponen cebolla caramelizada a Vd y a mi sí. De Vd se lo hubiera preguntado ya que se encontraba in situ.
    ¿Anónimo? No lo puedo ser en muchos casos (como ustedes lo son en sus comentarios por ejemplo). Conozco a Iñaki, manel Jimenez y Oriol Rovira desde hace más de 12 años.
    Para anonimato está la michelin pero dudo que se precipite allí y que le informe el mismo día de su apertura.

  5. ¿Si es cierto? Me parece ofensivo que dude de mi palabra. Soy lector (y admirador) de este blog desde hace unos cuantos años y persona que ha viajado para probar Alienas, Viajantes, Bulli, et altri… No dude de que mi experiencia el otro día en Sagás fue nefasta, le repito que vivo al lado y dudo que vuelva a ir (y eso que el Born no se caracteriza por su buena gastronomía -de Big Fish o Comerç24 y su hundimiento podríamos escribir en otro momento, del estancamiento de Espai Sucre ya se ha hablado en otro buen blog).

    Admirado Philippe, mi experiencia fue tal y como la he descrito: irregular (siendo generoso) en lo gastronómica, desastrosa en lo demás. A quienes no conocemos a sus responsables desde hace doce años sino apenas doce minutos créame si le digo que no nos tratan con la misma cordialidad: fuimos turistas a quienes sacar dinero, nunca comensales convencer de una propuesta.

    Saludos y enhorabuena por su espacio.
    J.

  6. Realmente no dudo de la experiencia de cada uno. Que siempre es diferente a a la de otro.
    Este comentario le llegará a Oriol y como es un perfeccionista sufridor intentará poner remedio a lo que Vd ha señalado. No lo dude.

  7. ¿No entiende el motivo?

    ¿Por qué usted lleva un blog que tiene muchos seguidores y es una magnífica publicidad?

    Si quiere le pongo mi nombre, pero se va a quedar igual Pedro Alba Martínez.

  8. En algún restaurante , puede que alguna vez me pongan en algunos casos el pescado más fresco o la ración algo más grande. Y esto no lo puedo remediar. Pero creo que en este caso de la cebolla habrá sido un olvido. No creo que se les ocurra en la cocina cambiar de pauta por esta pequeña nimiedad.
    Independientemente de pequeños tratos de favor que pueda tener, valoro todo en un conjunto. Es imposible que un restaurante que hace las cosas mál, de pronto porque estoy yo o algún crítico, se ponga de golpe a hacer las cosas bien. Esto no puede ocurrir.

Deja un comentario