7 comentarios el “SANTI SANTAMARÍA versus FERRAN ADRIÁ

  1. Bravo philippe! Pero se olvida usted de mencionar la pesada renta que nos hará pagar la prensa gastronómica por estas «soirées boxing». Una pena que en Celtiberia Show (Madrid-fusión), Santi meta en el paredón a todo quisque cocinero y permita así que nos gane una vez más por goleada la pésima y rancia crítica gastronómica española, que se descojona viva del asunto. Perdemos credibilidad. Los mismos que vitorean al chef de Sant Celoni, aplauden a rabiar, minutos más tarde, al colega Blumenthal. ¿Dónde se ha visto tal despropósito? ¿Todo vale? ¿En qué Festival de cine se ha visto concursar en misma categoría un filme porno-gore y una peli de Louis Malle? Ver para creer. Los cocineros perdemos, para variar. Una vez más. No tengo duda que sabremos sacar buena moraleja de todo este tomate, al más puro estilo de Lafontaine. La cana casposa gana. Esto no lo arregla ni el Grecian 2000. Por cierto, lloro de emoción al ver que en su crónica echa usted mano de Flaubert. ¡Qué gozo! Amitiés Gourmandes!

  2. Bárbaro artículo. Te felicito por tu capacidad de síntesis y, al mismo tiempo, de comunicación. Además, a mi juicio das en el clavo en tu análisis: «en cocina los caminos que conducen a la bondad son infinitos». El problema es que los que no conducen a la bondad, también lo son. Pero bueno, la dialéctica, cuando es verdadera, produce siempre beneficio, y parece que es ese y no otro el caso que relatas tan magníficamente. Muchísimas gracias.H. Etxeberria(Uno de los autores del libro PORCA MEMORIA y del blog GLOTONIA)

  3. HAGASE LA CONCORDIA ENTRE LOS MEJORES FOGONES ESPAÑOLES.El Club Molt Distingit Cuiner, impulsor y custodio de la tradicional cocina valenciana y por lo tanto de la española, no quiere desaprovechar la presente ocasión, para reconocer públicamente el altísimo servicio prestado a la emergente cocina española por la actual generación de excelsos profesionales de los fogones. Por lo tanto desde este mismo momento rogamos muy encarecidamente, que desaparezcan toda clase de enfrentamientos entre la cocina tradicional o la moderna, sea tecnoemocional, sea del estilo que se quiera. Desde nuestro Club, demandamos con urgencia que por el buen nombre de nuestra loada gastronomia, se haga la concordia entre los más acreditados fogones españoles. Atentamente. Fdo.-Juan B. Viñals Cebriá.-Presidente.

  4. Estimado Presidente de la asociación. Le felicito por su espiritú de concordia que , me temo, no será escuchado.Veo que usted utliza el «palabro» de moda :»tecnoemocional» que mete en el mismo saco tanto a Manolo de la Osa como a Blummenthal. Efectivamente es una palabra que sirve para todo y para nada.

  5. Otra pregunta: ¿podremos disponer algún día de una guía internacional de críticos gastronómicos, una crítica de críticos? Me lo planteo a raíz de unas declaraciones de Rafael García Santos a la revista “Consumer“: “En el futuro la crítica gastronómica estará unida al crítico gastronómico empresario que sea capaz de desarrollar proyectos que generen dinero y, en consecuencia, se caractericen por su autonomía y libertad para hacer la crítica que consideren oportuna”. Surge una nueva pregunta: ¿es independiente el crítico empresario cuyos ingresos dependen de la publicidad que insertan en su guía algunos cocineros o empresas de alimentación? ¿Pueden estar en un mismo negocio los cocineros y su crítico? Desde luego, como ya dije en “La cocina al desnudo”, no son del mismo parecer los miembros de la American Association of Food Journalists, que recomiendan el anonimato y la total independencia del crítico respecto a los profesionales de la cocina y la alimentación.http://blog.santisantamaria.com

  6. Pingback: CAN FABES agosto 2013 (Sant Celoni. Barcelona) | Observación Gastronómica 2

Deja un comentario