5 comentarios el “SLOW & LOW . (Barcelona)

  1. Les deseo lo mejor, jóvenes y sobradamente preparados! Pero una pregunta… qué pasa a la cocina catalana, da igual el nivel (bueno, sobre todo el medio-alto), que todo el mundo parece no poder vivir sin la maldita “papada”? La veo en todas partes, rematando pornográfica y muchas veces estúpidamente platazos que ya tienen un hilo lógico y sentido (y sensibilidad, muchas veces) por si mismos. Pues no! Rematemos con una buena papada!!! Hay una Organización Catalana de la Papada que, sin enterarnos los comunes mortales, está sorbiendo los sesos de nuestros queridos cocineros?… sesos con un velo de papada ibérica, por supuesto.

    • No siempre es interesante pero en este caso,vale la pena.No siempre los jóvenes en sus menús degustación pueden permitirse pichón o becada,tb muy extendidos.
      Esta papada ganará aun más con una buena pasta de arroz de acompañamiento.

      • Aquí como ingrediente “principal” le veo todo el sentido (a pesar de ser una carne con mucha grasa, eso nadie lo negará, por muy “ibérica” que sea). Aunque tampoco entiendo, ya puestos a tocar temas económicos, a una buena pechuga de pollo (Pellicer hacía maravillas en el antiguo restaurante del Pasaje), pavo, o carnes de cerdo más limpias y seguramente más sanas. Me refería más bien a los dichosos “velos”, omnipresentes. Salut!

  2. Pingback: SLOW & LOW julio 2019. (Barcelona9 | Observación Gastronómica 2

Deja un comentario