11 comentarios el “HORCHER .(Madrid)

  1. Justo tengo mesa en unos días…

    Creo que, aparte de que seguramente tu comanda no fue la más acertada, el revival de Horcher en cierto sector gastronómico madrileño tiene un cierto elemento “extraculinario” (por decirlo de alguna manera): la fascinación casi morbosa por una sala de otra época (con detalles estrafalarios como cartas sin precios para mujeres), el “nimbus” del local con antigua power table madrileña o simplemente beberse riojas de la postguerra (literalmente) a precio de saldo. También como reacción conservadora a un Madrid arrasado por la (dudosa) fusión asiática y los restaurantes de moda de grandes grupos.

    • No infravaloro todo lo que tu dices pero…
      No hablé del servicio: nadie para atender cuando entré en la sala. Tardanza exagerada en darte la carta, pequeña equivocación al devolverte la cuenta (de otra mesa) una vez pagado. A estas cosas no les doy mayor importancia.
      Lo fundamental: la cocina y los fallos que menciono. A partir de allí, estoy de acuerdo que todo esto tiene mucho encanto.

      • No justificaba…pretendía explicar el fenómeno, en cuanto ajeno a Barcelona. Personalmente es un sitio que no me interesa, aunque forma parte de un circuito madrileño que de vez en cuando se recorre.

  2. Una crítica tan contundente…como coherente en su explicación.
    Referente al último comentario de sociata corrupto (bonito nick); Me encantaría PHILIPPE que te centraras en dar tu opiniónalgun día del camino gastro que está tomando la capital de españa, los derroteros culinarios buscando expresiones siempre innovadoras en técnicas sabores y/o productos nuevos que se convierten en un desfase alocado que por desgracia no tiene ni base ni lleva a ningún lado. Esta bien perder el “miedo” a cocinar, pero no perder la coherencia.

  3. Disculpe la osadía, había pensado en una “ronda” bistros por la capital. No hace mucho leí el artículo de los que visitó en París, con críticas bastantes tajantes, y l pregunta que me hice fue: que opinión tendría de los mejores bistros Madrileños?

  4. Philippe, hablando de gastronomía museística: ayer comí en En Racó d’en Binu en Argentona. A su lado Horcher parece Enigma.

    Una experiencia surreal y alucinante, por encima del bien y el mal y de toda crítica, aunque sólo sea por el respeto personal. Hay que haberlo vivido. Dicho esto, aluciné con los soufflés helados – un plato de extraña y paradójica modernidad (aparte de rico). Más ahora que está en boga lo retromoderno, el gueridon y el servicio a la rusa. Me imagino un Louis con un carro de soufflés…

    La sala y el hall de entrada tienen hasta interés histórico por determinados elementos decorativos. Historia viva del diseño español del XX.

    Gracias por descubrirnos estos sitios.

  5. Se me olvidaba decir que tuve una experiencia proustiana. El filete de solomillo a la pimienta que me recordó exactamente igual a un plato de niñez que me comí con 5 años en un restaurante del paseo marítimo de Calafell. Probablemente un filete a la pimienta entre muchos, pero por alguna razón lo tengo en la memoria 27 años después. Hay platos en principio vulgares que nos persiguen.

    Hoy en día no sabría dónde comer ese filete.

    • He comido cerdo a la pimienta verde en Capritx hace un par de años. HAY QUE RECUPERAR ESTAS SALSAS Y ELABORACIONES. Todo no se puede limitar a la meunière y la liebre a la Royale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s