17 comentarios el “MASTERCHEF (7 y fin)

  1. Hola Philippe!

    Como ya te dije, he sido un fan absoluto de este programa, eso sí, desde el capitulo 4 o asi. Como muchos, reconozco el error de no apreciarlo e incluso despreciarlo al principio. Tambien es verdad que el programa, con el paso de las semanas, fue corrigiendo errores y potenciando virtudes.

    Me sorprende que no destaques en tu post mas cosas de lo que hizo y dijo Adria. Su primera frase en la cata de los platos fue un reconocimiento de ignorancia, al hilo de la insipidez de la vieira. Yo lo interpreté como una genuina duda interna suya, lo que me parece una muestra de sabiduría . Pero es que, antes de eso, ya habia reconocido que le llevó 30 años darse cuenta de las “diferencias” entre una sopa, un zumo y una salsa. Y por ultimo, la cuestion de la tempura de petalos de rosas, donde tambien humildemente reconoció que en el Bulli hacía trampas para que supiera a rosas…

    El Dios de la gastronomia (como dijo Cerezo) reconociendo una y otra vez debilidades. Y todo mezclado con su lenguaje trabado, ininteligible por momentos y su mirada asombrada… Puro retrato de la genialidad fue el Ferran Adria de anoche…

    Otra cosa buena de Masterchef es lo que no ha tenido:

    – no ha tenido apenas nada de Gran Hermano,es decir, de detenerse en las relaciones personales de los concursantes, sino que todo ha sido gastronomia y concurso. Hay algunos que han intentado compararlo con GH. Creo que hay que ser poco espabilao para decir eso.

    – no ha tenido polémicas territoriales: lo vasco y catalan, muy numeroso e importante, ha estado integrado perfectamente en el programa. Parece esperpentico que la ausencia de esa polemica merezca ser destacada, pero en mi opinion, asi es, hay que valorarlo como algo positivo.

    Un saludo!

    • Efectivamente hubo más comentarios que señalar y aquí estáis para completar el post (je je).
      Como dices, si hubo momentos un poco peligrosos (los familiares, las novias pero sobretodo los “pocholos” y otros famosillos), se agradece el trato relativamente sobrio que se ha dado al asunto. No quiero imaginar lo que hubiera sido este programa en manos de Mediaset (Tv5).

  2. 33% y más de 5 millones de personas…Es cierto que no todo es la cantidad, pero saber destacar lo importante que resulta que un plato se comente con sus matices gustativos, estéticos y el pensamiento que viene acompañando, en prime time eso es impagable. Por algo se empieza. Hacer el programa que nos gustaría a los que amamos esto, significaría que habría que esperar a las 12 de la noche , en la 2 y para un público de no más de 200.000 personas o mucho menos, seamos realistas. El programa ha sido un acierto. Top chef será más profesional, otro nivel.
    Saludos

    • Increíble! Habrá un antes y un después de este programa. No sé lo que se habrá entendido ayer de las palabras de Adrià (y no me refiero a las dificultades articulatorias de su discurso) pero que 5 millones de persones se apasionen por ver a unos chicos cocinando una caldereta, me parece un hecho muy relevante y de análisis sociológico.

  3. No me perdí la final y me lo pasé muy bien.

    Pero hombre, Severne: yo creo que sí hay mucho también de espectáculo lacrimógeno y de potenciar los vínculos sentimentales entre los asistentes. De acuerdo que no es GM, pero ayer casi medio programa fue puro edulcorante y ganas de poner en escena la relación padres-hijos y la de antiguos concursantes con los nuevos.

    La otra mitad fue pura cocina, y con eso me quedo. A mí también me sorprendió el esprint final de Eva, con un menú más que correcto y disputando codo a codo el título de Masterchef. Pero antes del programa no creo que hubiera muchas dudas de que José Manuel sería el vencedor, visto lo visto en el programa anterior: el más ordenado, con buenas ideas y progresando en la presentación visual. La lástima es que no podemos opinar de sabores más allá de lo que nos cuentan los jueces, pues la televisión gustativa todavía no ha llegado.

    Ferrán, genio y figura. La entrega de su ADN de la cocina a final del programa és un atrevimiento, pues me imagino las ofertas que recibirá Eva para conocer ese diagrama… ¡Pronto lo acabaremos viendo en tu blog, Philippe!

    Saludos.

    • La cosa empezó mal con el desfile de familiares (la cuota reality que hay que pagar para conseguir 5 millones de audiencia). De estos 5 millones 4 millones 990 000 debieron alucinar con el regalo del ADN de la cocina!

  4. Dos cosas me permito añadir desde el respeto por el trabajo desde este blog que ha sido durante años uno de los que más sustancia aporta al mundillo y, que por fin ha sido reconocido con un premio acorde a lo que es y al trabajo que realiza.

    Una que si bien en un primer momento me pareció ligeramente frívolo que desde este blog se le dedicansen post completos a masterchef, me alegré en un segundo momento. Este blog si de algo se le debe y puede señalar es de independencia y rigor. Y si así apetece, si se tienen las ganas, tiempo y sentido del humor no seré quién critique los post sobre masterchef de obsevaciongastronomica2 sino todo lo contrario, han aportado mucho. Siendo atrevido me temo que algunos giros que el programa ha dado fueron inspirados por comentarios de algún post de este blog.

    Y dos. Se ha desaprovechado una excelente oportunidad para culturizar gastronómicamente. No creo que vuelva a darse otra vez con tanta fuerza. Desde las primeras ediciones de operación triunfo, fama o gran hermano no se daba un fénomeno social que arrastrase tanta audiencia. Ha sido tema recurre te de conversación en todos los lugares. Una televisión privada hace con sus producciones lo que quiera que, para eso es privada. Televisón Española se ha cegado por el share y ha llevado a mass media de la gastronomía para enseñarlos y nada más. ¿Les daba miedo que subir un escalón en los comentarios espantase a la audiencia? Recuerdo que mis infímos conocimientos sobre danza aumentaron muchísimo con la primera edición de fama, estaba esperando el comienzo del programa para divertirme y “aprender”. Esta segunda parte es la que ha sido meramente testimonial en masterchef, me he divertido (sobre todo con los comentarios en redes sociales como twitter) pero no he visto un afán como en otros programas en donde además se pretendía abiertamente “culturizar” (crear criterio), intentar hacer sentir el oficio y divertir. Se ha logrado que un programa de cocina sea líder de share y líderase los comentarios, encomiable por lo difícil que es lograrlo en la televisión de hoy en día. Una lástima que no haya querido ir un poquito más allá, con lo fácil que hubiera sido en un país donde la gastronomía es parte de nuestra riqueza cultural. ¿Habrá otra vez? Quizás en otra edición. O en top chef, esperemos.

    • Gracias Perolas por la importancia que das a este blog. Me gustaría pensar que Jordi y Pepe (que conozco desde hace 20 años)son lectores de mi página pero de allí a que corrijan la línea del programa por mí, habría un trecho. Pero es cierto que ha habido mucha coincidencia entre mi manera de enfocar el análisis de los platos y algunas frases de Jordi, sobretodo.
      Se hubiera podido ir tal vez un poco más lejos en esta pedagogía gastronómica? Estoy de acuerdo, pero te prometo que lo que se ha conseguido, es ya un buen comienzo. Habrá más ediciones, y tal vez la cosa va más allá y acalla las reservas que veo en algunos de mis colegas respeto de este tipo de programas. Muchos se lo han perdido (“no veo la Tele…”), otros se han enganchado a mitad del recorrido pero he notado un pequeño desprecio hacia el programa. Esta socialización “impura” de la Alta cocina no ha gustado a todo el mundo. El “pueblo” ha empezado a asomar la nariz por la puerta y se le ha paseado entre la caldereta y las esferas de alginato pasando por el guiso de bacalao del Bohío. No ha estado mal como programa iniciático…

  5. me parece muy que una tele pública haga un programa como este. Inteligente, con sentido del humor de los dos chefs, emotivo, con suspense, desfile de grandes cocineros, gastronomía al alcance de la gente, y si al final lo comparas con los vergonzantes programas de corazón, pues me sale un programa entretenido y divertido. Y muy bien que lo comentes en tu blog.

  6. Yo he dejado pasar un par de días antes de tener una idea clara. Coincido contigo en que el programa ha abierto una ventana popular al mundo gastronómico y en parte a algunas de las cosas que tiene la alta cocina. El balance general es positivo, pero el último programa me pareció insoportable y casi me voy a dormir entre tanto publireportaje de lo emitido anteriormente…sin contenido gastronómico.

    Volver a ver a Pocholo, los tanques, Carmen Lomana y demás casi pudo conmigo.

    Me queda pues un sabor agridulce, al iniciar yo mismo dije (aquí en tu blog, scripta manent!) que probablemente no lo vería más. Sin embargo acertadamente lo seguí y creo que el programa se puso las pilas. Me gustó la curva ascendente en lo gastronómico (tener menos asplirantes ayuda, que da para enseñar más minutos del trabajo en fogones de cada uno) y también las valoraciones del jurado.
    Pero en el último programa me pareció un bajón televisivo espectacular. Un tostón. Mi opinión es que tuvo audiencia porque muchos queríamos saber quien ganaba, pero que fue un programa lento y pesado. Y la identificación audiencia-aspirantes nunca más será como en esta primera edición, que en este país ya tenemos experiencia en este tipo de programas.

    Asi que bueno, estaremos atentos a la segunda temporada🙂

  7. Acabo de encontrar tu blog por casualidad y debo decir que ha sido todo un descubrimiento. Comparto muchas de las opiniones que comentas, y aprecio de verdad como tratas la cocina con el respeto que se merece.
    Con respecto a Masterchef, es un programa que he seguido desde el primer capítulo y también creo que, aunque con muchos defectos, realmente puede contribuir a cambiar la apreciación de la gastronomía entre el gran público. Algo de lo que menos me ha gustado ha sido que creo que no han expuesto con suficiente claridad hasta qué punto el programa consistía en la formación de los concursantes. No fue hasta que me descargué la aplicación del programa que descubrí que casi todas las pruebas consistían en la repetición de las recetas que iban aprendiendo en LCB y demás centros. Y precisamente por eso me llama mucho la atención lo mucho que criticaron a José David por copiar recetas de grandes cocineros. En el capítulo final me extrañó mucho el plato de vieiras de Juan Manuel, no se parecía a nada de lo que había hecho antes y no me pega nada con su “estilo”, un poco sospechoso todo. Otra cosa que no termino de entender es por qué Jordi llama meunière a lo que parece más una beurre blanc. Por último, en cuanto a Samantha y a su olvidable paso por el programa (solo superado por la insulsa Eva González, que realmente no sé qué pintaba allí), no sé si conoces su programa en Canal Cocina (El Toque de Samantha), que parece que ha querido ocultar, ya que no lo mencionó ni una sola vez. Si no lo conocías, te recomiendo que le eches un vistazo (hay muchos capítulos en Youtube) , no tiene desperdicio.
    Ahora ya solo queda esperar a la nueva edición del programa, para la que confío que corrijan algunos de sus fallos. Siendo optimistas, también podríamos pedir una versión española de Top Chef, jejeje. Mientras tanto, habrá que conformarse con la versión americana, que estrena nueva entrega en sólo dos semanas!
    Mi más sincera enhorabuena por tu excelente blog.
    Saludos.

    • Hola David! Bienvenido al blog! Muchas cosas ciertas en tus comentarios. Ya se sabía que entre semana, los cocineros llevaban formación y veían platos de otros cocineros , incluso de los mismos miembros del jurado. A este nivel no se les puede pedir que sean creativos. Por este motivo me parece incongruente lo del libro de recetas, como premio.
      Miraré los videos de Samantha en algún momento que no tenga nada mejor que hacer (je je). Me han hablado de su catering (No muy bien).
      Pronto empezará la versión española de TopChefen La Sexta con Chicote, David de Jorge y Susi Díaz, entre otros. Me parece que ya están grabando y han invitado ya a críticos y blogueros a estar en una de estas sesiones . (Contesté que vivía en Barcelona y que no podía asistir…).
      Saludos!

      • Yo sabía que recibían una formación, pero no que las pruebas de eliminación consistiesen en repetir, tal cual, los platos concretos que habían visto como el Wellington, la tarta de queso o, lo que más me sorprendió, lo de aprovechar las sobras del cocido.
        Me das una alegría con esto de Top Chef. ¿Tienes idea de cuándo lo estrenarán? Esperemos que sepan estar a la altura, la versión americana ha dejado el listón bastante alto…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s