15 comentarios el “CHEZ COCÓ . nov.2012 (Barcelona)

  1. Me ha parecido muy interesante tu comentario acerca de las nuevas formas y diferentes formatos del negocio de la restauración. Es un asunto que me ha interesado siempre y en el que me gusta ahondar, descubriendo ingeniosas combinaciones que a su vez sugieren nuevas posibilidades.

    En cuanto a «Chez Cocó», el mejor comentario que puedo hacer es que tu escrito me ha abierto todos los apetitos. Ahora, pasados unos meses desde la inauguración y después de leer tu texto, me apetece ir. Ya lo llevo apuntado en la mente.

    Merci, monsieur Regol!

  2. Hola, una pregunta por curiosidad… en cuantos cocineros consiste la brigada de este local?? Saludos!

  3. Estimado Philippe,
    Probablemente estés oyendo los aplausos que dedico a lo que dices en esta impagable entrada.
    Olé, por lo que dices del mérito innegable que tiene hacer un hojaldre como Dios manda o cualquier otra elaboración tradicional que parecen desaparecer frente a vacíos ejercicios de demostración técnica o tecnológica. ¡Por favor, la técnica al servicio de la felicidad del comensal!
    Y grande, muy grande, tu mención al término emocional. Unido al prefijo tecno componen un dislate de tamaño sideral. Tu y yo sabemos que no comulgamos con ruedas de molino.
    Por lo demás, los platos muestran una suculencia que me hace babear (literalmente en la liebre a la Royale y su espectacular acompañamiento de rigatoni a la crema trufada)
    El baba tiene una pinta tremenda; no sé cómo estuvo el que tomaste en Alain Ducasse au Plaza Athenée, pero el que yo me zampé en Le Louis XV-Alain Ducasse en Monte Carlo estaba para ponerle un piso!
    Un post imprescindible por lo que se lee entre líneas.
    Un placer leerte

  4. Buenas tardes a todos,

    La brigada de cocina se compone de nueve cocineros de los que yo, particularmente, me siento muy orgulloso!!

    Gracias por este estupendo blog y por los comentarios que lo enriquecen si cabe aún más.

    Un saludo

  5. Pingback: CHEZ COCÓ . agosto 2013 (Barcelona) | Observación Gastronómica 2

Deja un comentario