20 comentarios el “BASQUE CULINARY CENTER.(Inauguración. Donostia.26 de septiembre 2011).

  1. Me parece que no se ha llegado a un acuerdo aun con un posible traslado de Alkimia a la Fábrica Moritz de la ronda san Antonio.Ph. R.
    Nota de prensa Moritz / Nota de premsa Moritz
    Jordi Vilà: nuevo director gastronómico del bar Velódromo
    El chef, galardonado con una estrella Michelin, será el encargado de dirigir la cocina del mítico local barcelonés

    Barcelona, 28 de septiembre de 2011.- El bar Velódromo, recuperado por Cervezas Moritz en julio de 2009, innova su cocina con la incorporación de Jordi Vilà como nuevo director gastronómico.

    A partir de este mes de octubre, el bar Velódromo incluirá las primeras novedades en algunas de las recetas de la actual carta, siguiendo una evolución que tendrá lugar de forma progresiva. Según Jordi Vilà, “mantendremos una cocina que respeta el producto por encima de las modas, además de mantener la herencia de la cocina catalana”. Y es que, después de una primera etapa de relanzamiento con Carles Abellán, Jordi Vilà coge el testigo con “humildad pero con ganas de afrontar un proyecto muy ambiciosos que pretende consolidar la oferta gastronómica del bar Velódromo como una de las más potentes, dinámica y completa de la ciudad”.

    La dirección gastronómica de Vilà incluirá, a parte del bar Velódromo, el conjunto de espacios gastronómicos que dispondrá la Fábrica Moritz Barcelona, actualmente en proceso de rehabilitación y que se inaugurará a finales de noviembre. Estos espacios incluyen una cervecería, un restaurante popular y un catering in situ con capacidad de hasta 500 personas. Con Jordi Vilà, “queremos que la cocina que lleva el sello Moritz se consolide como una de las más representativas de la ciudad de Barcelona, con una estrategia que refuerza, por la vía de los hechos, su indisoluble vinculación con la ciudad, haciendo de Moritz, la cerveza de Barcelona algo más que un slogan de marketing”, declara Albert Castellón, director general de Moritz.

    Novedades en la carta

    La carta del bar Velódromo configura una oferta marcadamente barcelonesa y catalana desde donde destaca, por un lado, su dinamismo para adaptarse a una estrategia única en la ciudad como es el 24 horas, los 365 días. Por otro lado, es una cocina que se deja influencias por ciertas reminiscencias francesas e internacionales, marcando el origen francés de la familia Moritz y su apuesta por la internacionalización de la marca Barcelona.

    Jordi Vilà: una apuesta por la cocina catalana de calidad

    Siguiendo su voluntad de vincularse con el mundo de la gastronomía, Moritz pone en manos de Jordi Vilà la dirección gastronómica del bar Velódromo junto a su equipo de confianza. “Estoy muy contento y orgulloso de poder dirigir esta nueva etapa que me ha encargado la familia Moritz. Dirigir el bar Velódromo y participar de forma activa en la definición y ejecución de la parte hostelera y gastronómica de la Fábrica Moritz Barcelona son dos retos que marcan un importante hito en mi carrera y permitirán desarrollar todo nuestro potencial gastronómico que llevamos trabajando intensamente en el Alkimia”.”

    Nacido en el año 1973, empezó en la cocina por pura vocación. A los 15 años empezó en la pastelería Baixas de Barcelona y posteriormente, estudió en la Escola Joviat de Manresa. Su trayectoria laboral le llevó a diferentes restaurantes como Casa Irene, Neichel, Vivanda, Joan Piqué y Jean Luc Figueras. En el año 1998, junto con su compañera Sònia Profitós, montó su primer negocio: el restaurante Abrevadero, en el Paralelo barcelonés. Es allí donde nace el mito de una nueva forma colorista y compleja de entender la cocina catalana tradicional. En el 2002, consolidado ya como uno de los “grandes jóvenes”, abre el Alkimia, hecho que supone su consagración en el panorama nacional e internacional. En el año 2005 recibe la estrella Michelin y el premio al Mejor Pastelero por “Lo mejor de la Gastronomía”, guía donde recibe una calificación de 8’5

  2. En estos tiempos de austeridad y de recortes presupuestarios creeis necesario un edificio y unas instalaciones de esta grandeza, de todas formas si empiezan con 60 alumnos es rentable y que me decis del oficio de cocina y cultura gastronomica se aprende en una escuela.
    Reflexion!

  3. Yo aún no tengo opinión formada sobre su rentabilidad final (me refiero a los resultados vs inversión). Esto lo dirá el tiempo.

    Pero en el artículo de Capel se reflejaba un dato que yo considero alucinante: 8.000 euros anuales cuesta la matrícula del curso.

    Hemos invertido 7 millones (como mínimo) de euros de todos y esos precios para poder cursar allí no me parecen bien. Me parece bastante claro que no podrá ir quien quiera sino quien se lo pueda pagar.

    En todo caso, una vez hecha la inversión esperemos que con el tiempo se justifique -y yo soy de los que piensa que la educación no es un coste sino una inversión- 🙂

    Saludos.

  4. Parece que se pierden mis comentarios…

    Dos cosas. Una, ¿qué fue de Alicia?

    La segunda, según lo que aparece en prensa, son 17M de euros de recursos públicos. 7M son la subvención de la administración central.

  5. Po tanto Jordi Vila esta en Dopo, Alkimia, Vivanda y Velodromo del que ya un grande salio por la puerta de atras?¿?¿?
    Mucho?
    Poco?
    Son pequeñas reflexiones, divagaciones…:-)
    Un abrazo
    Enrique

  6. Jordi Vila y sus mujer son grandes anfitriones desde su epoca en el Abrevadero ya hace unos años y por tanto no dudo de su capacidad pero en estos casos de multiplicacion entiendo los colaboradores deben ser muy cuidados….
    salut
    enrique

  7. ¿Se ha perdido la cabeza?.
    ¿Quieren crear hombres orquesta?.
    -Me viene a la cabeza la imagen de Dick Van Dike en Mary Poppins-.
    Del BCC saldrán profesionales que serán especialistas especialmente formados en:
    -Cocina
    -Gestión
    -Control
    -Planificación
    -Psicología
    etc. etc.
    Si de lo que se trata es de «ganar pasta» eso no lo enseñan ni en la facultades de económicas -aunque ellos digan que sí-, y al final hasta el más pintado termina anunciando lo que sea como el cocinero de Ratatui – en España se han anunciado por cocineros hasta colchones-, y la pasta siempre ha estado en el catering y los asesoramientos, cursos y demás actividades paralelas.
    Un cocinero «chistoso» o con «chispa» vende y genera más económicamente que un gran plan de control de almacén, etc. etc., y ¿les van a enseñar a contar chistes en el BCC?.
    ¿Cuantos cocineros, españoles o no, tuvieron un expediente académico «brillante»?
    ¿Cuantos encaminaron sus pasos con los recursos económicos que exige matricularse en el BCC y para obtener que?
    Alguién ha vendido una moto, enhorabuena por el «gran» negocio que ha hecho.
    Pero, por favor, que no se siga insistiendo en que esa moto tiene más maletero que una furgoneta de reparto.
    El BCC va a nutrir el «ego» de algunos, y va a proporcionar acolitos a las facciones del mundo cocineril español.
    Recordar aquí el mosqueo y la campaña que se formo cuando se inició el proyecto del BCC por que uno de los «capos» de la cocina vasca quedaba fuera del «staff».
    Siempre el «mardito parne».

  8. Algo me dice que el BCC formará muchos hijos de la «élite» social internacional….
    Me gustan algunas de las preguntas incómodas que haces.
    ¿ Se pueden formar especialistas en todo?
    Me acuerdo de la pregunta que hacía en un reciente post : ¿ se puede formar a un «cocimero de vanguardia»?

  9. Hay una pregunta mejor todavía. Los actuales «genios/estrellas» ¿habrían encaminado sus pasos hacía la cocina si académica y económicamente ellos y sus familias hubieran podido aspirar a licenciaturas o a montar «negocios/profesiones» con «más reconocimiento»?.
    ¿Cuantos hijos de «buenas familias» han querido o quieren ser cocineros?.
    ¿Cuantos hijos de grandisimos profesionales en la hostelería son completos inútiles que ni con los «enchufes» ni con «padrinos» ni con el patrimonio familiar valen un pimiento?.
    En otro orden de cosas, y como persona de la gastronomía que es Vd., quiero hacerle una pregunta: he encontrado -por fin- las conferencias de cocina de Harvard, he querido ver la de Joan Roca del vacio, y la de Nandu Jubany, y por ser Harvard viene la presentación en inglés, vale, pero es que ellos, los cocineros, dan toda la conferencia en catalán para que la traduzcan al inglés, y luego hay comentarios de la que la traducción del catalán al inglés es muy deficiente. A lo mejor es que la oferta de traductores de catalán-inglés es mucho peor que la de traductores de español-inglés.
    ¿Tanto cuesta hablar en castellano/español?.
    ¿En esas condiciones a donde vamos?.

  10. Sin ser catalán de origen, estoy a favor de la normalización del uso de la lengua catalana. En este caso no veo la utilidad de hablar catalán en Harvard. Me importa mucho más saber lo que se expuso en estas conferencias.

  11. El problema no creo que sea de normalización de la lengua y el «ser» catalán, eso creo que ya esta mucho más que logrado.
    El problema creo que es de «exclusión» y marginación de lo castellano y/o español.
    Los escogidos por Ferran para ir a Harvard representaban a España, a Cataluña, a ellos o a nadie??
    En este país donde se puede alardear de que «unos apalean el nogal para que otros recojan las nueces», sin que los dueños de la noguera puedan decirle algo a esos «sinvergüenzas», va siendo cansino todo este tipo de actitudes.
    ¿Por que se está promocionando tanto el pimentón de «ezpelete»?
    ¿Han dejado de producir pimentón en la comarca de la Vera?
    ¿Siguen produciendo pero han bajado la calidad de manera notable?
    Hay demasiados intereses, y se esta jugando con muchas barajas, como para que este sea un juego de «todos».
    ¿Desde cuando en el Rosellón o en el país vasco francés se preferirá un producto NO FRANCES a uno que sea de cualquier rincón de la patria?.
    ¿Y en Italia, no pasa algo similar?.

  12. Solo te contestaré sobre el tema de Harvard. Un día le pregunté a Ferran porque sólo había cocineros catalanes (y faltaba gente como andoni, por ejemplo). Me contestó que el criterio que se había seguido era extrictamente coger a los cocineros que habían colaborado con ALICIA.

  13. He visto este artículo y puede que le interese leerlo:

    http://www.deia.com/2011/09/25/sociedad/el-harvard-de-la-gastronomia

    En concreto:
    «A juicio a Atxa, «un chico que haya podido estudiar en una buena escuela de hostelería puede completar sus estudios en esta universidad. Pero lo verdaderamente importante y lo pionero es que lo vamos a hacer desde nuestra cultura, que va a formar parte de un sentir euskaldun que queremos transmitir. Si sentimos que la gastronomía es parte de nuestra cultura y que forma parte de un lenguaje local y también universal, es muy importante que preparemos a los nuevos profesionales». Eneko Atxa se refiere así a los ases de los fogones que fabricará este edificio de 7.000 metros cuadrados que se ha levantado en Miramon, una construcción que simula platos apilados, diseñada por el equipo donostiarra Vaumm Arquitectura y Urbanismo.»

Deja un comentario