3 comentarios el “POR UNA GASTRONOMÍA SIN TABACO.

  1. A mi personalmente pienso que deber�a de haber local de fumadores y local de no fumadores. Que el cliente escoja. Yo (fumador) no impongo y no me gusta que me impongan. En los locales de no fumadores no fumo. Yo los locales que frecuento habitualmente son de fumadores. A los locales de no fumadores, simplemente no voy, porque soy fumador. Igualmente tampoco voy a los locales gays (que conste que no tengo nada en contra de ellos),simplemente no voy porque no soy gay. Tampoco voy a los locales donde habitualmente se consumen drogas, porque no las tomo. Puedo ir un d�a puntual. Pero nada m�s. No obligo a la gente a ir conmigo a los locales de fumadores. Simplemente s� lo que quiero, y lo que quiero es fumarme un cigarro mientras me tomo el GT. Yo, personalmente jam�s mientras fume (lo estoy intentando dejar) ir� a un local de no fumadores habitualmente. Sin ganas de polemizar, Un saludo.

  2. Quiero dar mi opinión personal. Cuando un fumador no va a un restaurnate porque es libre de humos y él fuma, está imponiendo su ley, porque ya no deja pie a elegir un restaurante por su gastronomia o buen servicio, sino por una cosa tan arbitraria como es si se puede o no fumar. La premisa de partida es falsa porque no existen locales de fumadores y de no fumadores. Existen RESTAURANTES en mayúsculas, resturantes en los que está permitido fumar desoyendo las recomendaciones de la OMS y restaurante en los que se alejan estas sustancias tóxicas de personas y alimentos. Por tanto los RESTAURANTES no son privativos de fumadores o no fumadores, ni de gays o heterosexuales. Son establecimientos en los que se sirven comidas y se deberían escoger por criterios relacionados con la hosteleria. Un restaurante debería buscar la excelencia en la calidad, y un ambiente atestado de humo de tabaco es lo más lejano a criterios de calidad e higiene. Las frases del tipo: «yo allí no voy porque no se puede fumar y yo fumo» no son nada inocentes. Están obligando a todos con quienes se va a comer a descartar una serie de restaurante que pueden ser opciones excelentes por motivos de toxicología y no de calidad.

Deja un comentario